noticias

Creencias, actitudes y comportamientos de los bomberos frente a la limpieza de los uniformes luego de los incendios y el mayor riesgo de cáncer.

Creencias, actitudes y comportamientos de los bomberos frente a la limpieza de los uniformes luego de los incendios y el mayor riesgo de cáncer.

Diversos estudios demuestran los altos niveles de sustancias carcinogénicas en el ambiente durante las emergencias con fuego, como los compuestos orgánicos volátiles y los hidrocarburos aromáticos. Estos residuos son capaces de mantenerse en el equipo de protección personal e incluso en los cuarteles y el material de trabajo aun después de las emergencias, siendo pesquisadas en la sangre y orina de los bomberos estudiados, como resultado de la inhalación y la absorción dérmica de estas sustancias nocivas.

A pesar de estos antecedentes, existen escasos estudios que profundicen en las actitudes y conductas de los bomberos hacia los procesos de descontaminación, sus conocimientos acerca del riesgo de  cáncer y las medidas preventivas que pueden adoptar.

Una investigación realizada por el equipo de Tyler R. Harrison, de las Universidades de Miami y Alabama, estudió las actitudes, normas, creencias, barreras y comportamientos de los bomberos con respecto a la limpieza del equipo y los procesos de descontaminación posterior a los incendios. La importancia de este estudio radica en que  al reconocer estas creencias y conductas, podemos dar un primer paso hacia la creación de intervenciones de salud para reducir los riesgos de cáncer.

Los resultados de este estudio, mostraron que los bomberos en general están conscientes de que limpiar su equipo ayudará a reducir el riesgo de cáncer y mantenerlos más saludables, pero contradictoriamente, los mismos bomberos informaron frecuencias bajas de limpieza y descontaminación.

Solo el 63.5% se duchaba en menos de una hora desde terminada la emergencia, y un menor porcentaje limpiaba su equipo de protección personal. Entre otras razones, estas actitudes son justificadas con la falta de tiempo para limpiar el equipo,  el impacto negativo de dejar el equipo húmedo o la percepción de tener asuntos más importantes que limpiar el equipo. Recordemos además que históricamente, se creía que llevar el equipo sucio demostraba más experiencia.

Afortunadamente, cada vez más bomberos son conscientes de los peligros del cáncer, y se ocupan de la limpieza y descontaminación para reducir los riesgos para su salud. Cada vez más se están adquiriendo hábitos positivos como el uso toallitas para limpiarse las manos y los brazos, cambiar las esclavinas sucias, completar descontaminación del equipo, ducharse dentro de una hora, realizar una limpieza de rutina al regresar al cuartel, enviar sus uniformes a limpieza avanzada y transportarlo en contenedores o bolsas seguras en su vehículo personal.

Recuerda que limpiar tu equipo reducirá las probabilidades de contraer cáncer, te ayudará a mantenerte saludable y cuidar a tu familia.

Dra. María Paz Rodríguez Ramírez

Cirujano Vigesimosegunda Compañía

Referencia: Firefighter attitudes, norms, beliefs, barriers, and behaviors toward post-fire decontamination processes in an era of increased cancer risk. Tyler R. Harrison y colaboradores. Journal of Occupational and Environmental Hygiene. 2017.