noticias

Historia Viva, Camino a la Peña.

Se hace entrega del distintivo de Miembro Honorario, al Voluntario Honorario de la 22ª. Compañía don Luis Díaz Araya. Ingresó a 2ª Compañía del ex Cuerpo de Bomberos de Renca en julio de 1954, en la cual sirvió por más de 17 años. Posteriormente, ingresó a la 22ª. Compañía de nuestra Institución, el 6 de octubre de 1979. Se mantuvo en ella hasta el 8 de junio de 1992 y, luego, se reincorporó a sus filas el 9 de abril de 1999. Cuenta con 50 años, 1 mes y 14 días de servicios. En la 2ª. Compañía del ex Cuerpo de Bomberos de Renca sirvió los cargos de Maquinista, Ayudante 1°, Ayudante 2°, Teniente 1°, Teniente 2°, Maquinista, Capitán, Secretario y Consejero de Disciplina. A nivel Institucional, sirvió el cargo de Secretario General. En la Vigesimosegunda ejerció los cargos de Secretario y Consejero de Disciplina. Es Bombero Operativo. Calificó el Premio de Constancia por 50 años de servicios el 19 de julio de 2017, con 1.518 asistencias sobrantes.

Hijo de don Eugenio Díaz y doña María Araya. Fundador de la ex 2da. Compañía de Bomberos de Renca, actual Vigesimosegunda del Cuerpo de Bomberos de Santiago. Durante su años de juventud, entusiasta y visionario, sin dudarlo demostró junto amigos y vecinos la intención formar una Compañía de Bomberos para la población Juan Antonio Ríos, que era una idea posible de alcanzar. Así, en las tradicionales actividades con la comunidad en la recaudación de fondos para la formación de la Segunda, conoció y se enamoró, consolidando su matrimonio con la Sra. Elsa Meza Araneda, ya fallecida, la Sra. Tita como le llamaban los Voluntarios quienes la recordaban por su calidez humana y sabios consejos, ya que vivió cada instancia Bomberil junto a don Luis. Sin dudarlo ella se encontraba presente en los corazones de quienes la conocieron. De esta unión nacieron Susana, amante de la vocación de su padre. No existía vivencia familiar en la cual no esté presente la Compañía ya que siempre existió una casa de puertas abiertas para nuestros Voluntarios, como también su hijo Luis Díaz Meza, que como era de esperar decidió tomar el mismo camino de su padre, en un comienzo en la 1ª. Compañía de Bomberos de Concepción y, hoy, en la Vigesimosegunda junto a su padre. Y mejor aún hoy, su nieto Miguel Alonso, también llevaba en la sangre la vocación y cariño de la Compañía de su abuelo y padre, engrosando el libro azul de la Vigesimosegunda. Todos amantes del club se sus amores, Universidad de Chile. Don Luis, por más de medio siglo, había estado vinculado a nuestra Institución. Su comienzo profesional fue en Correos de Chile y, posterior a su jubilación, ingresó por un reemplazo al Depto. de Estadística del Cuerpo de Bomberos de Santiago, donde cumplió fehaciente y responsablemente hasta el año 1996. Por motivos de salud se acogió a retiro. Don Luis era un ejemplo memorable del cariño y dedicación expresada hacia la 22. Las nuevas generaciones tomarán sus sabios consejos y experiencia.

Luego, en medio de afectuosos aplausos, el Superintendente hizo entrega al Miembro Honorario señor Díaz Araya, del distintivo que lo acreditaba como tal.

[foogallery id=”954″]